2 nov. 2015

En condicional

Ayer, después de todo, decidí que me perdería en tus ojos. Que recorrería tu cuerpo como el pirata que busca su tesoro, pero sin mapa. Que caminaría descalza por tu espalda hasta llegar a la cima de tu cuello y desde allí me dejaría caer mientras te susurro al oído. Que tus labios serían, de ahora en adelante, mi montaña rusa favorita y que en ellos volvería a ser una niña. Que tus manos se transformarían en mi base en la Tierra a la que volver cuando saltaran los plomos de mi nave. Que te convertirías en el cuaderno donde apuntar todas las batallas perdidas. Que serías esa bocanada de aire fresco cuando nos abandonáramos a las profundidades. Que serías también ventanas cuando se cerraran todas las puertas. Que entre tus brazos estaría mi lugar en el mundo. Y que al final, cuando todo acabara, serías mi trágica historia de encontrar al amor de tu vida en la persona equivocada.


Espero que os guste la primera entrada, nos vemos en la próxima! Un beso.






5 comentarios:

  1. ¡Hola! Recién acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho hacerlo. Así que, como ves, ¡me quedo por aquí! Siempre que pueda me pasaré para leerte y comentar ¡lo prometo!

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios, ¡intentaré estar a la altura y mejorar día a día!
      Saludos *-*

      Eliminar
    2. Yo intentaré ayudarte siempre que puedas y lo necesites ^^

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito! Mucha suerte empezando este nuevo proyecto, seguiré leyéndote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo, ¡gracias! Suscríbete e intentaré seguir subiendo cada semana un contenido mejor. Un beso!

      Eliminar